Visión y Proposito



Nuestra visión y propósito, en perfecta obediencia al mandato de Jesús Nuestro Señor de "DISCERNIR LOS SIGNOS Y SEÑALES DE LOS TIEMPOS", es el difundir los Mensajes que para este tiempo final, Dios Padre esta recordando y explicitando a su Iglesia y al mundo a través de sus dos Ungidos y Testigos, es decir, los CORAZONES UNIDOS Y TRIUNFANTES DE JESÚS Y MARÍA, y así poder contribuir con su plan en el llamado y preparación de los DISCÍPULOS DEL FIN DE LOS TIEMPOS.


En cuanto a las Revelaciones y Profecías Privadas, que se publica en este Blog, en virtud de la derogación de los cánones 1399 y 2318 del Código de Derecho Canónico y de la vigencia del Decreto del Papa Urbano VIII, SOLO AL SANTO MAGISTERIO DE LA IGLESIA CATÓLICA, APOSTÓLICA Y ROMANA le corresponde determinar sus AUTENTICIDAD Y CARÁCTER SOBRENATURAL, a cuya decisión final dócilmente nos sometemos, sin olvidar, a San Pablo que nos exhorta: " No despreciéis las profecías; examinadlo todo y quedaos con lo bueno" 1ra. de Tesalonicenses 5;20 y San Juan Evangelista que nos profetiza: " Pero cuando EL, el Espíritu de la verdad, venga, os guiará a toda la verdad,...... y os hará saber lo que habrá de venir." Jn 16;13.

Sin embargo, ya que, la Iglesia no objeta en principio el difundir estas revelaciones privadas, mientras se las estudia por su contenido y frutos, esperamos que no se las busque por la sola satisfacción de la curiosidad, sino por un deseo VERDADERO DE CONVERSIÓN Y SALVACIÓN para el Alma, traducido en la realización de obras de Misericordia Concretas.

VISITA el CANAL de GLORIA TV - EVANGELIZACIÓN ESTRATÉGICA - Apostolado Mariano en la Evangelización ... (Clic AQUÍ)

jueves, 7 de julio de 2011

Los "Ministros Extraordinarios" el gol que le metieron a la iglesia Católica al "...permitir que aficionados inhabilitados de tiempo compartido y fuera de lugar, invadieran y profanaran su sagrado dominio del santuario y del altar..."

Los "Ministros Extraordinarios"


"Según los conocimientos, competencia y posición de que gozamos los fieles, tenemos el derecho e incluso a veces el deber de manifestar a los Pastores opiniones sobre cuestiones que pertenecen al bien de la Iglesia y también tenemos el derecho de dar a conocer nuestras opiniones a los demás fieles cristianos, por el debido respeto a la integridad de la fe y la moral, con la debida reverencia hacia los pastores; y, con la consideración por el bien común y por la dignidad de las personas." [Código de Derecho Canónico. Canon 212, § 3.]


En su best-seller, The Last Roman Catholic?, James W. Demers dijo: "de los responsables por la falta de belleza en la Iglesia, ninguno es más culpable que los ministros laicos de hoy. La conducta fuera de lugar de estos laicos superficialmente entrenados introduce en el santuario una pomposidad que es tan desconcertante como deplorable de observar".


Los laicos dando la Santa Comunión durante la Misa hubiera sido cuerdamente considerada un acto impensable de sacrilegio e irreverencia hace solo 35 años, y durante los siglos precedentes. Pero ahora, los laicos administrando el Santísimo Sacramento son cosa habitual de ver regularmente en las iglesias parroquiales del Nuevo Orden  (Novus Ordo), y muchos católicos no piensan en nada de esto, probando que los hombres pueden volverse insensibles a la profanación.


Parece que ellos vinieron de ninguna parte. ¡De repente, ellos estaban allí! ¿Y de donde aparecieron?, ¡ellos aparecieron de la nada! Pero si usted piensa en ello, hay algunos pasos necesarios para los que nos debemos sentar y observar el desarrollo que sentó las bases para que esta plaga de manos sin consagrar, comisionados por los pastores para degradar la Eucaristía, usurpe el deber de los que recibieron las Ordenes Sagradas, socave el sacerdocio, y despoje al altar de Dios de sus derechos sagrados.

El Obispo Fulton Sheen escribió una vez que tanto los hombres como las mujeres son esclavos de la moda, pero con esta diferencia ... él dijo que si las mujeres son esclavas de la moda en el vestir, los hombres son esclavos de la moda en el pensar. Y de la manía y de la moda que fueron el orgullo y la alegría de muchos hombres de Iglesia post-Vaticano II, que en nombre de hacer a la Iglesia más "participativa", surgió la idea de involucrar a los laicos en la liturgia.


Los laicos comenzaron a leer la Epístola, y el nuevo responsorio de salmos. Ellos condujeron las tediosas "Oraciones de los Fieles" – "Oremos al Señor, Señor escucha nuestra oración", e incluso nos dieron la bienvenida por el micrófono antes de la Misa, deseádonos los "buenos días", diciéndonos cuales himnos se cantarían y que Plegaria Eucarística le apetecería hoy al Padre.


El santuario se convirtió en un escenario, y ya no existiría el monólogo de un hombre. Cuanto más grande el reparto, mejor, y el drama cautivante de la Misa se volvió un show de aficionados. El sacerdote, un hombre que había sido llamado por Dios y especialmente instruido en el estudio y la dispensación de los sagrados misterios, debió apartarse, voluntariamente o de mala gana, para permitir que aficionados inhabilitados de tiempo compartido y fuera de lugar, invadieran y profanaran su sagrado dominio del santuario y del altar.

Pero los lectores laicos dentro de la Nueva Misa no fueron los únicos pasos necesarios. Los ministros laicos del Santísimo Sacramento no hubieran sido posibles sin la revolución en las rúbricas que la precedieron: la práctica y la aceptación amplia de los laicos recibiendo la Sagrada Eucaristía en sus palmas. El oficio del ministro eucarístico es, de tal manera, la progenie ilegítima de la unión de los "laicos comprometidos" de la Nueva Liturgia y la Comunión en la mano conviviendo en la nueva Iglesia. Es el hijo amado de la revolución de los años 60.

¡Todos en acción!


Usted puede estar seguro que hay muchos católicos deseosos de formar parte de esa "elite-laica" que distribuye la Santa Comunión, pero hubo también católicos cuyo buen sentido católico se opuso inicialmente a esa práctica, pero quienes eventualmente se permitieron ser disuadidos por persuasivos hombres de Iglesia. La mejor táctica usada por el clero moderno fue recurrir a la adulación... aproximándose a los buenos hombres y mujeres católicos diciéndoles, "Ustedes son buenos miembros de la parroquia, cristianos ejemplares, buenos padres y madres, así, nosotros queremos conferirles el 'honor' de ser Ministros Eucarísticos".

Entonces, ¿que hicieron ellos? Ellos aceptaron la distribución del Cuerpo de Cristo, algo tan sagrado que solo corresponde al sacerdote, y lo aceptaron infantilmente como un premio por su buena conducta: como una medalla al mérito que podría darse a un scout novato por nadar una milla o construir una tienda de indios, o como una estrella que podría ser colocada en la frente de una niña de tercer grado porque fue la única que pudo deletrear correctamente "Checoeslovaquia".

14 comentarios:

  1. ME PARECE MUY LÓGICO ÉSTE COMENTARIO Y LO COMPARTO. EXISTEN MUCHOS ABUSOS, EN LA LITURGÍA, COMO EN TODOS LOS MINISTERIOS DE NUESTRA AMADA IGLESIA CATÓLICA, PERO CREO DEFINITIVAMENTE; QUE DEBEMOS FORMAR UN EQUIPO, QUE SE ENCARGUE DE INSTRUIR Y FORMAR A NUESTROS HERMANOS CATÓLICOS. COMO DE INSENTIBAR, A UNA LITURGÍA SENTIDA, MEDITADA, VALORADA, AMADA Y TRANSFORMADORA, DE CRISTIANOS ADORADORES. CREO QUE YA BASTA DE DECIR QUE NO DEBEMOS HACER Y QUE SÍ Y EMPECEMOS A TRABAJAR TODOS JUNTOS, POR UNA IGLESIA MÁS FIEL Y OBEDIENTE.

    ResponderEliminar
  2. BENDICIÖN y PROTECCIÖN, Fidelidad y obediencia al Legítimo Sto PAPA Benedicto XVI y a todo Cardenal, Obispo y Sacerdote que le son fieles y Obedientes en la Tradición y en la Palabra, en la manera de Consagrar, Distribuir y Ofrecer en la Boca SOLO ELLOS: La SAGRDADA EUCARISTÏA...

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que efectivamente hay abusos en la liturgia, sin embargo supongo que al reformar tantas cosas en el Concilio Vaticano II se buscó de alguna manera la participación activa y más cercana del pueblo de Dios, y no concuerdo con todo lo dicho anteriormente; tal vez se debería catequizar bien y formar adecuadamente a los ministros laicos y nadamas, además pensando bien no todas las comunidades eclesiales cuentan con la ayuda o los ministros consagrados necesarios y por eso se recurren a los laicos, recuerden: "sea pues su modo de hablar si cuando sea si y no cuando sea no, lo que pasa de ésto, del maligno viene" (Mt. 5, 37)

    ResponderEliminar
  4. La verdad concuerdo con los abusos que hay en la liturgia, pero si en el C.V.II se reformaron algunas cosas fueron para que el pueblo de Dios participara más activamente ¿no lo crees?, además hay muchos criterios a observar antes de tomarlo con rapidez uno de ellos es que en muchas comunidades eclesiales no se cuentan con suficientes ministros consagrados y en estos casos se recurre a la ayuda de los laicos ¿o no? entonces hay que promover la catequesis, la buena preparación y el escrutinio adecuado para designar a diversas personas, desde mi punto de vista y recordemos lo que Nuestra Santa Madre la Iglesia dice:
    “Donde lo aconseje la necesidad de la Iglesia y no haya ministros, pueden los laicos, aunque no sean lectores ni acólitos, suplirles en algunas de sus funciones, es decir, ejercitar el ministerio de la palabra, presidir las oraciones litúrgicas, administrar el bautismo y dar la sagrada Comunión según la prescripción del derecho”. Código del derecho Canónico, canon 230 párrafo 3 y que el fiel, hombre o mujer que será instituido como ministro extraordinario de la Sagrada Comunión, deba estar adecuadamente instruido y ser recomendable por su vida, por su fe y por sus costumbres. Incluso utiliza unas palabras muy exactas sobre la idoneidad de la persona, que transcribo a continuación. “No sea elegido nadie cuya designación pudiera causar admiración a los fieles”. Immensae Caritatis
    ¡GLORIA A DIOS!

    ResponderEliminar
  5. Y que me dicen de la "misa" que hacen los del camino neocatecumenal donde comulgan sentados en la mano un pan que no es la Santa Hostia luego se pasan el Caliz de mano en mano y lo beben a discresion los laicos hacen tambien la homilia y al final se ponen todos a bailar algo parecido al can can Ah y para completar presionan hace tiempo al Santo Padre para que autorice semejante barbaridad

    ResponderEliminar
  6. Comentario al Pbro que publico esto en facebook, lo escribo aca para que lo lea el autor de éste post,
    Que tristeza esta publicacion, cargada de odio y resentimiento, me parece una total falta de respeto hacia los que viven su ministerio de forma entregada, si nos basamos en lo que dice en forma generalizada e irresponsable hacia los ministros entonces tendríamos que generalizar y hablar pestes de los errores que han cometido los ministros consagrados de la iglesia desde que ésta existe, teniendo en consideración los recientes abusos a menores registrados en todo el mundo así como los sacerdotes que teniendo voto de castidad dejan hijos regados en cada parroquia que pasa, me sorprende aun mas que usted como sacerdote respalde y apoye este tipo de publicación extremista, casi racista hacia la figura y papel del laico en la Iglesia, sera que nunca escucho a Juan Pablo II alentando al laico a tomar su papel en la iglesia?... podría extenderme mas, pero simplemente me da lastima como figuras dentro de la Iglesia la difamen de esta manera, por último le pregunto: de que vale que este en el templo el ministro consagrado si no tiene a los fieles (laicos) que constituyen la iglesia?, espero reflexione sobre esto, lo encomiendo a Dios a Ud, y a quien escribió semejante articulo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Vademecum, a usted lo debemos encomendar a DIOS, no al digno autor del artículo, que de paso comparto plenamente. Aquí no se está tratando de las calidades individuales de tal o cual curita, se está HABLANDO, en mayúsculas, de la dignidad sacerdotal, de la CONSAGRACÍON de sus manos, de su MINISTERIO irreemplazable, no de si un individuo es digno o no. Quien esta interesado en tocar SIEMPRE esos temas donde no corresponde ya sabemos quien es y no lo voy a nombrar. Vaya usted, amigo, con la frente en alto y a comulgar con la LENGUA, sin odios, ni rencores y DIOS lo bendiga y lo guare. Amén.

      Eliminar
  7. Es Ilógico que manipulen todo lo que nuestra Santa Madre la Iglesia ha escrito, por eso me parece que el supuesto Presbítero que escribe esto no es tal, sino no manipulara los documentos de la Iglesia como lo hace, una pregunta al "Presbítero" que sucede en países donde la escasez de Sacerdotes es tan grande que los laicos ayudan en la labor de Evangelización y con permisos del Obispo, previa preparación e institución, celebran la palabra con distribución de Eucaristía??? me parece que no esta claro en lo que escribe, y lo hace como dicen en post anteriores desde un Odio que no entiendo, recuerde "Presbítero" que al final nos van a juzgar por el amor, no por el ataque y la discriminación creyéndonos "Los Puros" o "Los Superiores" le recomiendo que se lea bien la Christifideles Laici y todas las enciclicas papales así como también los documentos del Concilio Vaticano II y El Catecismo de la Iglesia Católica porque creo que no esta claro en lo que dice, estudie "Presbítero" Estudie y luego sale a criticar al Magisterio de la Iglesia como lo hace en este post, que tristeza...

    ResponderEliminar
  8. Creo que la persona que escribe este artículo en primer lugar no es Sacerdote, ya que no creo que un Sacerdote descontextualize de tal manera los documentos de la Iglesia, y en segundo lugar, me gustaría preguntarle, que sucede en Países o Regiones donde la escasez de Sacerdotes es tan grande que la Iglesia se sustenta (con permiso de su Magisterio) en el apoyo de los laicos para poder llegar a sitios donde si no no pudiese?? o sea que según Usted pues no importa que la gente no reciba la palabra y el cuerpo de Cristo porque a usted no le gusta que los laicos distribuyan la Comunión?? Señor Permitame decirle que no es moda como hace entrever en su escrito, no son ligerezas del Sacerdote (y lo hablo desde mi Realidad, en mi Diócesis, los Ministros Extraordinarios se forman en una Escuela Diocesana, y son instituidos por el Obispo, o sea que lo que Usted habla suena a mucha tontería y a un odio que es inexplicable) si bien estoy de acuerdo en que la comunión debería recibirse en la boca, no soy quien para juzgar al Magisterio de la Iglesia que permitió ( previa formación y con el debido respeto y Honor ) que los fieles recibieran la comunión en la mano y comulgaran delante del celebrante, los Ministros Extraordinarios, llevan la palabra de Dios y la comunión a sitios donde muchísimas veces el Sacerdote no puede llegar, y esas comunidades agradecen esto, es un acto de amor, que creo que Usted no entiende, pero le recomiendo que en vez de manipular, se lea bien las Enciclicas Papales, sobretodo las de Juan Pablo II (sobretodo la Christifideles Laici) así como también los documentos del Concilio Vaticano II, de Puebla, Medellín y Aparecida, y el Catecismo de la Iglesia Católica porque creo que no los ha leído con detenimiento, Dios y Mamita María le Bendigan y le Perdonen...

    ResponderEliminar
  9. A los dos ultimos comentarios: Uds creen que saben mas que Santo TOMAS y El Santo Padre Benedicto XVI que esta tratando de remediar tantos errores y recuperar La verdadera Doctrina de la Iglesia Catolica?

    ResponderEliminar
  10. Si no son capaces de amar y defender la VERDADERA Y SANA DOCTRINA DE LA IGLESIA entonces no son mas que unos DEMOLEDORES! Beata Ana Catalina ruega por nosotros!

    ResponderEliminar
  11. temas de humanos, temas de hombres que compromete solo la sobervia humana. nuestro amado creador no cambia, el rito dejado por su hijo NO CAMBIA, el manejo de los SACRAMENTOS no cambia, quienes queremos cambiarlos, acomodarlos, llevarlos a nuestra conveniencia somos nosotros los humanos en acompañamiento de satanas y la masoneria que busca desacralizar el cuerpo y la sangre del CRISTO. cuando manos que no estan consagradas con el ministerio del sacerdocio tocan la sagrada forma esta se desacraliza convirtiendose solo en pan eucaristico, que es justamente lo que los catecumenos buscan la salida del CRISTO en su cuerpo y sangre de la santa madre iglesia. el papel activo de los laicos es el de orar, acompañar con nuestro corazon, nuestra mente y nuestra alma todo el proceso de la eucaristia. si el CRISTO hubiere deseado un papel mas activo en la sagrada eucaristia por parte de los laicos EL MISMO nos lo hubiera dejado de ejemplo. por ello instituyo en cabeza de SIMON el pescador PETRUS la mision de encargarse EL y dos los de su linaje de tan bella, grandiosa y individual mision. a nosotros nos dejo el deber de la oracion, reparacion, ayuno, adoracion y la mision de conducir nuestra alma a la salvacion y al estado lugar conocido por nosostros como el cielo que no es mas que la presencia y disfrute de nuestro creador.
    lucifer nos desune con estas confrontaciones. todos estamos en animo de estar con nuestro creador, amarlo, adorarlo, por ello no hagamos el juego, solo remitamonos al rito inicial al que durante mas de 8 siglos mantuvo unida la iglesia y fue el momento floreciente de nuestro credo. LA MISA TRIDENTINA.
    QUE LA PAZ DEL ESPIRITU SANTO REINE ENTRE NOSOTROS.

    ResponderEliminar
  12. yo si sieto tristeza cuando veo a los ministros extraordinarios manipularr la santa eucaristia,se supone que solo manos consagradas pueden tocar a nuestro señor, y recuerdo el pasaje de l profeta creo que daniel donde dios castiga a un rey por haber robado los vasos sagrados.....ojala DIOS nos perdone el quedarnos callados.

    ResponderEliminar
  13. Bueno, si el padre le va a parar bolas a un demonio que se sabe que mienten siempre como se hace

    ResponderEliminar