Visión y Proposito



Nuestra visión y propósito, en perfecta obediencia al mandato de Jesús Nuestro Señor de "DISCERNIR LOS SIGNOS Y SEÑALES DE LOS TIEMPOS", es el difundir los Mensajes que para este tiempo final, Dios Padre esta recordando y explicitando a su Iglesia y al mundo a través de sus dos Ungidos y Testigos, es decir, los CORAZONES UNIDOS Y TRIUNFANTES DE JESÚS Y MARÍA, y así poder contribuir con su plan en el llamado y preparación de los DISCÍPULOS DEL FIN DE LOS TIEMPOS.


En cuanto a las Revelaciones y Profecías Privadas, que se publica en este Blog, en virtud de la derogación de los cánones 1399 y 2318 del Código de Derecho Canónico y de la vigencia del Decreto del Papa Urbano VIII, SOLO AL SANTO MAGISTERIO DE LA IGLESIA CATÓLICA, APOSTÓLICA Y ROMANA le corresponde determinar sus AUTENTICIDAD Y CARÁCTER SOBRENATURAL, a cuya decisión final dócilmente nos sometemos, sin olvidar, a San Pablo que nos exhorta: " No despreciéis las profecías; examinadlo todo y quedaos con lo bueno" 1ra. de Tesalonicenses 5;20 y San Juan Evangelista que nos profetiza: " Pero cuando EL, el Espíritu de la verdad, venga, os guiará a toda la verdad,...... y os hará saber lo que habrá de venir." Jn 16;13.

Sin embargo, ya que, la Iglesia no objeta en principio el difundir estas revelaciones privadas, mientras se las estudia por su contenido y frutos, esperamos que no se las busque por la sola satisfacción de la curiosidad, sino por un deseo VERDADERO DE CONVERSIÓN Y SALVACIÓN para el Alma, traducido en la realización de obras de Misericordia Concretas.

VISITA el CANAL de GLORIA TV - EVANGELIZACIÓN ESTRATÉGICA - Apostolado Mariano en la Evangelización ... (Clic AQUÍ)

sábado, 24 de diciembre de 2016

La visión de la Beata Catalina Emmerich en relación a los Maravillosos Acontecimientos que se dieron en el Orbe en medio del Nacimiento de Jesús. Descubre el exquisito y sobrenatural relato del nacimiento del Salvador y el rol único de María Santísima entorno al mismo !

adoracionpastores

Especialmente lo más llamativos son los signos en todo el mundo del nacimiento:


NACE JESÚS, NUESTRO REDENTOR, Y EL UNIVERSO SE LLENA DE SIGNOS DE GLORIA
He visto que la luz que envolvía a la Virgen se hacía cada vez más deslumbrante, de modo que la luz de las lámparas encendidas por José no eran ya visibles. María, con su amplio vestido desceñido, estaba arrodillada en su lecho, con la cara vuelta hacia el Oriente…
Llegada la medianoche la vi arrebatada en éxtasis, suspendida en el aire, a cierta altura de la tierra. Tenía las manos cruzadas sobre el pecho. El resplandor en torno de ella crecía por momentos. Toda la naturaleza parecía sentir una emoción de júbilo, hasta los seres inanimados. La roca de que estaban formados el suelo y el atrio, parecía palpitar bajo la luz intensa que los envolvía.Luego ya no vi más la bóveda.
NACIMIENTO DE XTO Giovanni Tiepolo

Una estela luminosa, que aumentaba sin cesar en claridad, iba desde María hasta lo más alto de los cielos. Allá arriba había un movimiento maravilloso de glorias celestiales, que se acercaban a la tierra y aparecieron con toda claridad seis coros de ángeles celestiales. La Virgen Santísima, levantada de la tierra en medio del éxtasis, oraba y bajaba la mirada sobre su Dios, de quien se había convertido en Madre. El Verbo Eterno, débil Niño, estaba acostado en el suelo delante de María.


Vi a nuestro Señor bajo la forma de un pequeño Niño todo luminoso, cuyo brillo eclipsaba el resplandor circundante, acostado sobre una alfombrita ante las rodillas de María. Me parecía muy pequeñito y que iba creciendo ante mi mirada; pero todo esto era la irradiación de una luz tan potente y deslumbradora que no puedo explicar cómo pude mirarla. La Virgen permaneció algún tiempo en éxtasis; luego cubrió al Niño con un paño, sin tocarlo y sin tomarlo aún en sus brazos.
Poco tiempo después vi al Niño que se movía y lo oí llorar. En ese momento fue cuando María pareció volver en sí misma y, tomando al Niño, lo envolvió en el paño con que lo había cubierto y lo tuvo en sus brazos, estrechándolo contra su pecho.
Se sentó, ocultándose toda Ella con el Niño bajo su amplio velo y creo que le dio el pecho. Vi entonces en torno a los ángeles, en forma humana, hincándose delante del Niño recién nacido, para adorarlo. Cuando habría transcurrido una hora desde el nacimiento del Niño Jesús, María llamó a José, que estaba aún orando con el rostro pegado a la tierra. Se acercó, prosternándose, lleno de júbilo, de humildad y de fervor. Sólo cuando María le pidió que apretara contra su corazón el Don Sagrado del Altísimo, se levantó José, recibió al Niño entre sus brazos y derramando lágrimas de pura alegría, dio gracias a Dios por el Don recibido del cielo.
María fajó al Niño: tenía sólo cuatro pañales. Más tarde vi a María y a José sentados en el suelo, uno junto al otro: no hablaban, parecían absortos en muda contemplación. Ante María, fajado como un niño común, estaba recostado Jesús recién nacido, bello y brillante como un relámpago. “¡Ah, -decía yo- este lugar encierra la salvación del mundo entero y nadie lo sospecha!”
He visto que pusieron al Niño en el pesebre, arreglado por José con pajas, lindas plantas y una colcha encima. El pesebre estaba sobre la gamella cavada en la roca, a la derecha de la entrada de la gruta, que se ensanchaba allí hacia el Mediodía. Cuando hubieron colocado al Niño en el pesebre, permanecieron los dos a ambos lados, derramando lágrimas de alegría y entonando cánticos de alabanza. José llevó el asiento y el lecho de reposo de María junto al pesebre. Yo veía a la Virgen, antes y después del nacimiento de Jesús, arropada en un vestido blanco, que la envolvía por entero. Pude verla allí durante los primeros días sentada, arrodillada, de pie, recostada o durmiendo; pero nunca la vi enferma ni fatigada. 
Diego_Velázquez

SEÑALES EN LA NATURALEZA. ANUNCIO A LOS PASTORES


He visto en muchos lugares, hasta en los más lejanos, una insólita alegría, un extraordinario movimiento en esta noche. He visto los corazones de muchos hombres de buena voluntad reanimados por un ansia, plena de alegría y, en cambio, los corazones de los perversos llenos de temores. Hasta en los animales he visto manifestarse alegría en sus movimientos y brincos. Las flores levantaban sus corolas, las plantas y los árboles tomaban nuevo vigor y verdor y esparcían sus fragancias y perfumes.

He visto brotar fuentes de agua de la tierra. En el momento mismo del Nacimiento de Jesús, brotó una fuente abundante en la gruta de la colina del Norte. Cuando al día siguiente lo notó José, le preparó en seguida un desagüe. El cielo tenía un color rojo oscuro sobre Belén, mientras se veía un vapor tenue y brillante sobre la gruta del pesebre, el valle de la gruta de Maraña y el valle de los pastores.


A legua y media más o menos de la gruta de Belén, en el valle de los pastores, había una colina donde empezaba una serie de viñedos que se extendía hasta Gaza. En las faldas de la colina estaban las chozas de tres pastores, jefes de las familias de los demás pastores de las inmediaciones. A distancia doble de la gruta del pesebre se encontraba lo que llamaban la torre de los pastores. Era un gran andamiaje piramidal, hecho de madera, que tenía por base enormes bloques de la misma roca: estaba rodeado de árboles verdes y se alzaba sobre una colina aislada en medio de una llanura. Estaba rodeado de escaleras; tenía galerías y torrecillas, todo cubierto de esteras. Guardaba cierto parecido con las torres de madera que he visto en el país de los Reyes Magos, desde donde observaban las estrellas. Desde lejos producía la impresión de un gran barco con muchos mástiles y velas.
Desde esta torre se gozaba de una espléndida vista de toda la comarca. Se veía Jerusalén y la montaña de la tentación en el desierto de Jericó. Los pastores tenían allí a los hombres que vigilaban la marcha de los rebaños y avisaban a los demás tocando cuernos de caza, si acaso había alguna incursión de ladrones o gente de guerra. Las familias de los pastores habitaban esos lugares en un radio de unas dos leguas. Tenían granjas aisladas, con jardines y praderas. Se reunían junto a la torre, donde guardaban los utensilios que tenían en común. A lo largo de la colina de la torre, estaban las cabañas, y algo apartado de éstas había un gran cobertizo con divisiones donde habitaban las mujeres de los pastores guardianes: allí preparaban la comida.
He visto que en esta noche parte de los rebaños estaban cerca de la torre, parte en el campo y el resto bajo un cobertizo cerca de la colina de los pastores. Al nacimiento de Jesucristo vi a estos tres pastores muy impresionados ante el aspecto de aquella noche tan maravillosa; por eso se quedaron alrededor de sus cabañas mirando a todos lados. Entonces vieron maravillados la luz extraordinaria sobre la gruta del pesebre. He visto que se pusieron en agitado movimiento los pastores que estaban junto a la torre, los cuales subieron a su mirador dirigiendo la vista hacia la gruta.
Mientras los tres pastores estaban mirando hacia aquel lado del cielo, he visto descender sobre ellos una nube luminosa, dentro de la cual noté un movimiento a medida que se acercaba. Primero vi que se dibujaban formas vagas, luego rostros, finalmente oí cánticos muy armoniosos, muy alegres, cada vez más claros. Como al principio se asustaran los pastores, apareció un ángel ante ellos, que les dijo:

“No temáis, pues vengo a anunciaros una gran alegría para todo el pueblo de Israel. Os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo, el Señor. Por señal os doy ésta: encontraréis al Niño envuelto en pañales, echado en un pesebre”.


Mientras el ángel decía estas palabras, el resplandor se hacía cada vez más intenso a su alrededor. Vi a cinco o siete grandes figuras de ángeles muy bellos y luminosos. Llevaban en las manos una especie de banderola larga, donde se veían letras del tamaño de un palmo y oí que alababan a Dios cantando:
“Gloria a Dios en las alturas y paz en la tierra para los hombres de buena voluntad”.

Más tarde tuvieron la misma aparición los pastores que estaban junto a la torre. Unos ángeles también aparecieron a otro grupo de pastores, cerca de una fuente, al Este de la torre, a unas tres leguas de Belén. No he visto que los pastores fueran enseguida a la gruta del pesebre, porque unos se encontraban a legua y media de distancia y otros a tres; los he visto, en cambio, consultándose unos a otros acerca de lo que llevarían al recién nacido y preparando los regalos con toda premura. Llegaron a la gruta del pesebre al rayar el alba.

SEÑALES EN JERUSALÉN, EN ROMA Y EN OTROS PUEBLOS


Esta noche vi en el Templo a Noemí, la maestra de María, a la profetisa Ana y al anciano Simeón. Vi en Nazaret a Ana y en Juta a Santa Isabel. Todos tenían visiones y revelaciones del Nacimiento del Salvador. He visto al pequeño Juan Bautista, cerca de su madre, manifestando una alegría muy grande. Vieron y reconocieron a María en medio de aquellas visiones, aunque no sabían donde había tenido lugar el acontecimiento. Isabel tampoco lo sabía. Sólo Ana sabía que tenía lugar en Belén.

Esta noche vi en el Templo un acontecimiento admirable y extraño: todos los rollos de escrituras de los saduceos saltaban fuera de los armarios donde estaban encerrados, dispersándose. Este suceso causó mucho espanto en todos, pero los saduceos lo atribuyeron a efectos de brujería y repartieron dinero a los que lo sabían para que mantuvieran el secreto.


natividad

He visto muchas cosas en Roma esta noche. Cuando Jesús nació, vi un barrio de la ciudad, donde vivían muchos judíos: allí brotó una fuente de aceite que causó maravilla a todos los que la vieron. Una estatua magnífica de Júpiter cayó de su pedestal en añicos, porque se desplomó la bóveda del templo. Los paganos se llenaron de terror, hicieron sacrificios y preguntaron a otro ídolo, el de Venus, creo, qué significaba aquello. El demonio respondió, por medio de la estatua:“Esto ha sucedido porque una Virgen ha concebido un Hijo sin dejar de ser virgen; y este Niño acaba de nacer”. Este ídolo habló también desde la fuente de aceite. En el sitio donde brotó la fuente se alzó una iglesia dedicada a la Virgen María, Madre de Dios. Los sacerdotes paganos estaban consternados y hacían averiguaciones.


Setenta años antes de estos hechos vivía en Roma una buena y piadosa mujer. No recuerdo ahora si era judía. Se llamaba algo así como Serena o Cyrena y poseía algunos bienes de fortuna. Por ese tiempo se había recubierto de oro y piedras preciosas el ídolo de Júpiter y se le ofrecían sacrificios solemnes. La mujer tuvo visiones y a consecuencia de ellas hizo varias profecías, diciendo públicamente a los paganos que no debían rendir honores al ídolo de Júpiter ni hacerle sacrificios, pues vendría un día en que lo verían caer hecho pedazos. Los sacerdotes la hicieron comparecer y le preguntaron cuándo habían de suceder estas cosas. Como no pudo determinar el tiempo, fue encerrada en prisión y maltratada, hasta que Dios le hizo conocer que ello sucedería cuando una Virgen purísima diera a luz un Niño. Cuando dio esta respuesta, se burlaron de ella y la dejaron en libertad, reputándola por loca.Sólo cuando se derrumbó el templo, haciendo pedazos al ídolo, reconocieron que había dicho la verdad, maravillándose de la época fijada y del acontecimiento, aunque no sabían que la Santísima Virgen había sido la Madre, e ignorando el Nacimiento del Salvador.
He visto que los magistrados de Roma se informaron de estos hechos, como de la fuente que había brotado. Uno de ellos fue un tal Léntulo, abuelo de Moisés, sacerdote y mártir y de aquel otro Léntulo, que fue amigo de San Pedro en Roma. Relacionado con el emperador Augusto he visto algo que ahora no recuerdo bien. Vi al emperador con otras personas sobre una colina de Roma, en uno de cuyos lados se encontraba el Templo, cuya techumbre se había derrumbado. Por unas gradas se llegaba hasta la cumbre de la colina donde había una puerta dorada. Era un lugar donde se ventilaban asuntos de interés.
Cuando el emperador bajó de la colina, vio a la derecha, encima de ella, una aparición en el cielo. Era una Virgen sobre un arco iris, con un Niño en el aire, que parecía salir de Ella.Creo que, el emperador fue el único que vio esta aparición. Para conocer su significado hizo consultar a un oráculo que había enmudecido, el cual en esa ocasión habló de un Niño recién nacido, a quien todos debían adorar y rendir homenaje. El emperador hizo erigir un altar en el sitio de la colina donde había visto la aparición, y después de haber ofrecido sacrificios, lo dedicó al Primogénito de Dios. He olvidado otros detalles de este hecho.
He visto en Egipto un hecho que anunció el Nacimiento de Jesucristo. Mucho más allá de Matarea, de Heliópolis y de Menfis había un gran ídolo que pronunciaba habitualmente toda clase de oráculos y que de pronto enmudeció. El Faraón mandó hacer sacrificios en todo el país a fin de saber por qué causa había callado. El ídolo fue obligado por Dios a responder que guardaba silencio y debía desaparecer, porque había nacido el Hijo de la Virgen y que en aquel mismo sitio se levantaría un templo en honor de la Virgen. El Faraón hizo levantar un templo allí mismo cerca del que había antes en honor del ídolo. No recuerdo todo lo sucedido; sólo sé que el ídolo fue retirado y que se levantó un templo a la anunciada Virgen y a su Niño, siendo honrados a la manera de ellos.
Al tiempo del Nacimiento de Jesucristo, vi una maravillosa aparición que se presentó a los Reyes Magos en su país. Estos Magos eran observadores de los astros y tenían sobre una montaña una torre en forma de pirámide, donde siempre se encontraba uno de ellos con los sacerdotes observando el curso de los astros y las estrellas. Escribían sus observaciones y se las comunicaban unos a otros. Esta noche creo haber visto a dos de los Reyes Magos sobre la torre piramidal. El tercero, que habitaba al Este del Mar Caspio, no estaba allí. Observaban una determinada constelación en la cual veían de cuando en cuando variantes, con diversas apariciones. Esta noche vi la imagen que se les presentaba. No la vieron en una estrella, sino en una figura compuesta de varias de ellas, entre las cuales parecía efectuarse un movimiento.
Vieron un hermoso arco iris sobre la media luna y sobre el arco iris sentada a la Virgen.Tenía la rodilla izquierda ligeramente levantada y la pierna derecha más alargada, descansando el pie sobre la media luna. A la izquierda de la Virgen, encima del arco iris, apareció una cepa de vid y a la derecha, un haz de espigas de trigo. Delante de la Virgen vi elevarse como un cáliz semejante al de la Última Cena. Del cáliz vi salir al Niño y por encima de Él, un disco luminoso parecido a una custodia vacía, de la que partían rayos semejantes a espigas. Por eso pensé en el Santísimo Sacramento. Del costado derecho del Niño salió una rama, en cuya extremidad apareció, a semejanza de una flor, una iglesia octogonal con una gran puerta dorada y dos pequeñas laterales. La Virgen hizo entrar al cáliz, al Niño y a la Hostia en la Iglesia, cuyo interior pude ver, y que en aquel momento me pareció muy grande. En el fondo había una manifestación de la Santísima Trinidad. La iglesia se transformó luego en una ciudad brillante, que me pareció la Jerusalén celestial.
En este cuadro vi muchas cosas que se sucedían y parecían nacer unas de otras, mientras yo miraba el interior de la iglesia. Ya no puedo recordar en qué forma se fueron sucediendo. Tampoco recuerdo de qué manera supieron los Reyes Magos que Jesús había nacido en Judea. El tercero de los Reyes, que vivía muy distante, vio la aparición al mismo tiempo que los otros. Los días que precedieron al Nacimiento de Jesús, los veía sobre su observatorio donde tuvieron varias visiones. Los Reyes sintieron una alegría muy grande, juntaron sus dones y regalos y se dispusieron para el viaje. Se encontraron al cabo de varios días de camino.
Fuentes:

martes, 20 de diciembre de 2016

Hace 10 años, el hoy Papa Emerito Benedicto XVI hizo una Terrible Profecía [que ahora vemos cumplirse]. Pues Benedicto XVI tenía razón el 13 septiembre de 2006 en Ratisbona, cuando dijo que un Dios que está más allá de la razón es un Dios que exige y demanda irracionalidad, desorden y violencia. Y el mundo lo criticó, tanto en occidente como en el mundo islámico. . Pero como inexorablemente se está cumpliendo, todos le debemos una disculpa al Santo Padre Benedicto XVI


benedicto xvi ratisbona 2006

EL DISCURSO DE RATISBONA ES DE LO MÁS TRASCENDENTE EN EL SIGLO XXI

Los que escriben las historias del siglo XXI pondrán en la lista de las cosas más trascendente de este siglo un discurso pronunciado en una universidad alemana hace diez años.
En tan sólo 4.000 palabras, lo que ahora llamamos el “Discurso de Ratisbona” logró identificar la patología interior que corroe gran parte del mundo.

En contra de la época de los sentimientos, Joseph Ratzinger ha mantenido sistemáticamente el poder de la razón en toda su plenitud.

Mostró cómo un colapso de la fe en las concepciones de cuerpo completo de la razón explica gran parte de desorden evidente de nuestro mundo.

Fue allí donde dejó claro que la razón purifica la fe de la superstición y el fanatismo, y la fe ensancha los horizontes de la razón para abordar las cuestiones más fundamentales de la vida. 

Lo que dijo Benedicto XVI enfureció especialmente a muchos musulmanes, pero también atrajo el desprecio de algunos progresistas.

Quince años después del 9/11, la respuesta al terror islamista está volviendo más y más confusa. 

Pero ha habido raros momentos de claridad desde el 9/11, y uno de estos ha sido la profecía de Benedicto XVI de hace 10 años..
Peregrinos a Ratisbona en el 2006

EL MUNDO DEBE REFLEXIONAR SOBRE LO QUE DIJO EL PAPA BENEDICTO XVI

Hoy en día, las noticias están mostrando a cualquiera que tenga ojos para ver lo que el Corán leído textualmente produce en la acción realmente.
Pero la Europa moderna secularizada no lo hará porque no cree en los textos sagrados. Para un europeo pensar que alguien crea en la religión es un imposible. Ni siquiera reconocen una espada cuando les está presionando en el cuello.
El Papa Benedicto XVI habló de una discusión, un diálogo, llevado a cabo, tal vez en 1391 en los cuarteles de invierno cerca de Ankara.
Fue protagonista el docto emperador bizantino Manuel II Paleólogo sobre el tema del Islam, la amenaza que, en la forma del Imperio otomano, era la fuerza que tenía delante.
El Papa Benedicto, que lo describió como “un persa culto sobre el cristianismo y el Islam”, dijo que Paleólogo aseveró,

“Muéstrame lo que Mahoma ha traído de nuevo, y allí encontrarás solamente cosas malvadas e inhumanas, tales como su directiva de difundir por la espada la fe que él predicaba”.

El Papa señaló que el comentario fue hecho en algún momento “durante el asedio de Constantinopla entre 1394 y 1402″.
El Papa también señaló que el emperador habló con “brusquedad sorprendente, brusquedad que para nosotros es inaceptable”.
Pero es evidente que el emperador era también un hombre en posición de hablar desde su experiencia personal.
musulmanes critican a benedicto xvi en 2006

EL FANATISMO PERNICIOSO DE LA FE

Para Manuel II – y Benedicto XVI – la vida, los derechos humanos y la oportunidad de vivir entre diferentes religiones están garantizados únicamente por una fe en la razón.
Como una herramienta capaz de conocer la verdad que se aplica a todos, cristianos y musulmanes, creyentes y no creyentes.
Sin esta fe en la razón y con la fe depositada en que la verdad se decide por cual los ejércitos gana, entonces se trata de quien es más capaz de explotar más bombas.
La verdad – y Dios, que es verdad – se convierten en simples funciones de la violencia.
San Juan Pablo II, en su encíclica Fides et ratio, recuerda que para volar el hombre necesita dos alas, la fe y la razón. 

Si el ala de la razón se vuelve hipertrófica a expensas de la fe, nos encontramos frente a la laicidad.
.
Si el ala de la fe se convierte en un ala hipertrófica a expensas de la razón, es el fundamentalismo, y es lo que le sucede al terrorismo islámico. 

El hombre, como el avión, necesita dos alas para volar. De lo contrario, no vuela y se estrella.
La Iglesia no promueve en absoluto un desarrollo anormal de la fe contra el ala de la razón.
Advierte de las consecuencias de la laicidad, donde la razón niega la fe y del fundamentalismo que no usa la razón.

En Ratisbona, Benedicto XVI se centró en el problema del Islam.
.
Que en un momento de su historia, asustado por las formas de racionalismo, que sedujo a muchos de sus filósofos, cerró el diálogo fructífero que se había iniciado con la cultura griega.
.
Quemó los libros de filosofía, y a veces quemó incluso a filósofos. 

Pero para evitar que el racionalismo, cayó en el error opuesto de fideísmo, que se convirtió en la política del siglo XX que sería llamada fundamentalismo.
Benedicto XVI ha indicado que el diálogo con el Islam es obligatorio. 
Un diálogo, sin embargo, que no escatime en indicar la cantidad de daño que hizo a los musulmanes la separación de la fe y la razón, y que muestre cómo esta separación conduce inevitablemente a la violencia.
benedicto xvia aspergendo agua bendita

LAS ACUSACIONES QUE BENEDICTO XVI RECIBIÓ POR EL DISCURSO

Desde su discurso de 2006, el Papa Benedicto XVI ha escuchado las constantes acusaciones, repetidas sin cesar por la prensa occidental.
Que sus observaciones eran “ofensivas”, que su “metedura de pata” sobre el Islam causó la violencia que siguió.

Pero ¿qué dijo?
.
Llamó en voz baja a un retorno a la supremacía de la razón en el discurso religioso
, y él cortesmente pidió a los musulmanes abjurar de la violencia.

Los medios de comunicación seculares occidentales petulantes, ocupados con sus ataques a uno de sus blancos favoritos, no citaron el resto del párrafo.
Pero se puede encontrar la tesis no sólo en la conferencia del Papa Benedicto XVI, sino que es la respuesta verdadera del cristianismo a la violencia incontrolada del islamismo.
Y a nuestro propio libertinaje: la razón y la fe, “Fides et ratio” y su colaboración armoniosa para crear un orden civil moral y justo.

“El emperador, después de haberse expresado de un modo tan duro, va a explicar en detalle las razones por las cuales la difusión de la fe mediante la violencia es algo irracional.
.
La violencia es incompatible con la naturaleza de Dios y la naturaleza del alma”,
 dijo el Papa Benedicto XVI.

¿Cómo puede estar pasando esto en un mundo “globalizado”? ¿Qué le ha pasado a nuestra “aldea global”?
¿No ha tenido la modernidad, con todas sus comodidades y distracciones, el logro de civilizar y domesticar al mundo entero?
Él citó a Paleólogo:
“Dios… no goza con la sangre – y no actuar según la razón es contrario a la naturaleza de Dios. La fe es fruto del alma, no del cuerpo.
Quien quiere llevar a alguien a la fe necesita la capacidad de hablar bien y de razonar correctamente, sin violencia ni amenazas…

Para convencer a un alma razonable no hay que recurrir a un brazo fuerte, o a armas de ningún tipo, o cualquier otro medio de amenaza de muerte…”

benedicto xvi

LAS PALABRAS DE BENEDICTO XVI SON PROFUNDAMENTE SENSATAS

Cuando las imágenes procedentes del Estado Islámico, del “Califato”, nos aturden y abruman, las palabras de Benedicto XVI y Manuel II Paleólogo suenan bien sensatas y humildes.
Frente a este resurgimiento moderno de la antigua amenaza de tales barbaridades, cada vez es más difícil para los intelectuales liberales occidentales continuar haciéndose eco de sus antiguos mantras.

La dura verdad debe ser enfrentada con el tiempo, incluso por los más decididos.
.
No todos en el mundo piensan de la misma manera, tiene los mismos valores, tiene los mismos objetivos.
.
No todas las culturas tienen igual valor. No todos los hombres están igualmente correctos en lo que creen.

El arzobispo Amel Nona, el caldeo católico de Mosul exiliado, dijo sin rodeos, y sin las sutilezas requeridas por el público académico civilizado, que el tiempo para complacer nuestras fantasías liberales confortables ha terminado. Y dijo:

“Nuestros sufrimientos de hoy son el preludio de lo que ustedes, los europeos y los cristianos occidentales, también van a sufrir en el futuro cercano”

Y él nos advierte:
También, ustedes están en peligro. Ustedes deben tomar decisiones fuertes y valientes, aun a costa de contradecir sus principios”.
cristianos rezando en iglesia destruida

CONTESTACIÓN A LOS FIJADOS EN LA INTERPRETACIÓN EQUIVOCADA DE LA LUMEN GENTIUM

Esta reflexión de Benedicto XVI es buena para contestar a quienes han quedado fijados a la interpretación del Concilio Vaticano II, que en Lumen Gentium, en el capítulo II-16 dice:
…el designio de salvación abarca también a los que reconocen al Creador, entre los cuales están en primer lugar los musulmanes, que, confesando adherirse a la fe de Abraham, adoran con nosotros a un Dios único, misericordioso, que juzgará a los hombres en el día postrero.

Y que ellos interpretan que los padres conciliares quisieron decir que es el mismo Dios ‘in totum’.
.
Pero sin embargo el texto conciliar no llega a manifestar que se trata de la misma configuración del mismo Dios..
O dicho de otra forma, que rescatan, o le son reveladas, las misma características del Dios único.

musulman destruyendo una cruz

LA VIOLENCIA INHERENTE

Un anillo de fuego parece rodear y cruzar a través del mundo islámico, como si algo violento fuera inherente a la mente islámica.
Por ejemplo respecto al corte de manos, la lapidación o el castigo a latigazos.
¿Por qué hay tanta violencia?
Hace cien años, el Padre Gabriel Oussani (ningún extraño al Islam, sino alguien nacido y criado en la Turquía en el siglo XIX) escribió este párrafo final de la Enciclopedia Católica en artículo sobre Mahoma y el islamismo, que debe permanecer en la memoria de los cristianos de todos los tiempos:

El Profeta ordenó una sumisión absoluta al imán. En ningún caso la espada puede ser levantada en su contra.
.
Los derechos de los sujetos no musulmanes son del tipo más vago y más limitado.
.
Y la guerra de religión es un deber sagrado cuando hay una posibilidad de éxito contra el “infiel”.

Las persecuciones del musulmán medieval y moderno, especialmente de Turquía, tanto a judíos como a los cristianos, son quizás el mejor ejemplo de este espíritu.

caballo de troya musulman

ESTA SITUACIÓN SE ESTA DESARROLLANDO COMO UNA TRAGEDIA GRIEGA

Los ataques terroristas que se estan sucediendo en Europa tuvieron toda la inevitabilidad de una tragedia griega: eran totalmente predecibles.
Sin embargo, muchos reaccionaron con “shock”, incluyendo a Angela Merkel, Francois Hollande, y el Vaticano.
Después de los atentados de la Torres Gemelas en los Estados Unidos; los atentados de 2004 en Madrid, que mataron a casi 200 e hirieron a 2000; y los ataques de 2005 en el sistema de transporte de Londres, donde 56 personas murieron y 700 resultaron heridas.
Los líderes mundiales no tienen excusas imaginables dejó estar en shock y sorprendidos por el terrorismo que se produce en medio de las capitales occidentales.

¿Alguien puede aún estar sorprendido?.
La respuesta, creo, es que las personas que se sorprenden aún se aferran a una falsa narrativa sobre el Islam.
.
El relato dice que el Islam, al igual que todas las otras religiones, es una religión de paz y que el terror es una perversión de la verdadera naturaleza del Islam. 

Esto es parte de un paquete de otros relatos conectados: que la naturaleza humana es esencialmente buena, que todas las personas comparten los valores universales, y que con el paso del tiempo todos nos hemos vuelto mucho más iluminados que nuestros antepasados.
Al igual que con otras creencias profundamente arraigadas, los hechos que desafían la narrativa tienden a ser ignorados. 
¿Qué se necesita para despertar a la gente? Es una pregunta que se oye a menudo.
musulmanes protestando en europa
La respuesta es que van a despertar cuando presten atención a los hechos en lugar de a las narrativas. 
De hecho, muchos ya han despertado. Estas son por lo general personas que no están profundamente blindadas por el pensamiento de moda y por lo tanto son capaces de dejar de lado los relatos empujados por las élites.
El problema radica en las propias élites. Reconocer el patrón del terrorismo musulmán sería admitir que han estado seriamente equivocadas, significaría renunciar a la irrealidad de sus suposiciones sobre el mundo.
Así que podemos esperar que continuarán durante mucho tiempo tratando cada nueva atrocidad como un evento sorprendente e inexplicable.
Por ejemplo, un informe de la AP comienza de la siguiente manera:
El público nunca podrá saber que motivó a un hombre de 24 años, para matar a cuatro marines y un marinero en un ataque a la base naval de Chattanooga en julio pasado”
¿Podría ser que el motivo de Mohammed Youssef Abdulazeez hubiera tenido algo que ver con el Islam?
Existe abundante evidencia de que es así. Pero los defensores oficiales de la narrativa no pueden decidirse a admitirlo.
Desafortunadamente, muchos líderes católicos se involucran con estas mismas narraciones falsas.
Los memes que son populares entre las élites de opinión son populares entre ello, como por ejemplo que la violencia no tiene nada que ver con el Islam, que la inmigración es no es un peligro, y que todas las culturas comparten los mismos valores.

Por supuesto, cuanto más tiempo la gente incurra en estas narraciones, más carnicería habrá.
.
Esto se debe a que las acciones que son necesarias para detener el terror están prohibidas por la narrativa.
.
Como la vigilancia a las mezquitas, un alto a la inmigración musulmana, la exposición de las líneas de falla de la ideología Islámica.

Y a pesar de que los representantes de ISIS han declarado que planean aprovechar la crisis de los refugiados escondiéndose entre los refugiados inocentes, el jefe de Seguridad Nacional ha dicho que no “sabemos mucho” acerca de los refugiados sirios que buscan el reasentamiento en los EE.UU.
Los obispos de Estados Unidos, junto con otros líderes occidentales, parecen estar bienvenida a un desastre casi inevitable. 

Como hemos dicho, todo el asunto está desarrollándose como una tragedia griega.
.
Y las tragedias griegas, como sabemos, comienzan con la arrogancia, con líderes que están demasiado seguros de sí mismos y de su juicio.
.
Nuestra tragedia actual parece estar moviéndose inexorablemente hacia su conclusión fatal. 

Por todo esto es que el discurso de el papa Benedicto XVI en Ratisbona ha sido profético por poner sobre la mesa el fondo del problema.

Fuentes:

domingo, 18 de diciembre de 2016

SAN JOSÉ "EL CONSTRUCTOR DEL REFUGIO DEL FIN DE LOS TIEMPOS" ¿ COMO CONSTRUIR O PREPARAR EL PESEBRE DE BELÉN PARA ESTOS TIEMPOS, ÚNICO REFUGIO SEGURO PARA LOS MOMENTOS DE LA GRAN TRIBULACIÓN Y PURIFICACIÓN, QUE EL MUNDO VIVE Y VIVIRÁ ? ¿Preparación Santa en el Adviento o mal vivir una Navidad Pagana e Infestada por Satanás ? ¿ Cuales son las Consecuencias diabólicas de NO vivir en Espíritu y Verdad la Santa Natividad del Señor ? Programa de Señal en Vivo --> LAICOS LIDERES EN LA PALABRA


ORACIONES DE CONSAGRACIÓN A LOS DOS SAGRADOS CORAZONES DE JESÚS Y MARÍA, dadas al Apostolado de los Sangrados Corazones Unidos y Dolorosos de Jesús y María !


Imagen relacionada

Sacratísimos Corazones de Jesús y María, yo os amo y reparo, consuelo y alivio Vuestros Corazones Dolorosos, que sufren místicamente por la maldad del mundo que aun los tiene en un eterno calvario e ininterrumpidamente los encamina al sufrimiento del Gólgota. He aquí a vuestro hijo, quiero ser vuestro siervo, alejad de mi a Satanás, porque hoy en vuestro nombre renuncio a él. Desterrad de mi toda falta de amor a Dios y al prójimo, hacedme vuestro siervo y templo viviente, os quiero con toda mi alma y solo os pido ayudadme a buscar el Reino del Eterno Padre y su Divina Justicia, y todo se me dará por añadidura. Soy todo vuestro desde ahora hasta la eternidad. 
Amén.

Queridísimos Corazones de Jesús y María que tanto sufren y tanto aman tomad mi cuerpo y mi alma elevadme a la Sacrosanta y Trinitaria gloria. Yo (nombre), quiero consagrarme a Ustedes en cuerpo y alma, entregar mis obras y mi vida para ser apóstol de vuestros Corazones Gloriosos. Consagro mi país, mi familia, mis actos, todo lo que tengo, lo que soy y lo que hago, cubro mi consagración con la Preciosa Sangre de Cristo. En el Nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo y la protejo con las Lágrimas de la Divina Señora. En el Nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, la resguardo con la Espada de San Miguel para vivir en la Divina Voluntad, haciendo, amando, sirviendo, viviendo, entregándome desde hoy hasta el día de mi encuentro pleno con Cristo. 


Amén.

domingo, 11 de diciembre de 2016

¿ COMO AYUNAR CON MARÍA SANTÍSIMA PARA ROMPER LOS MUROS Y CADENAS DEL DEMONIO ? Conferencia sobre el Poder Sanador y Liberador que desata el AYUNO CON MARÍA contra los Muros, Cadenas y Ataduras del Demonio, el Mundo y la Carne, cuando este es vivido y experimentado a través de la Consagración a su Inmaculado Corazón (Ciudad de Libres - Puebla) Movimiento de la Llama de Amor de María



LAS (5) COLUMNAS DEL PODER DE MARÍA DE SANTÍSIMA PARA LA SALVACIÓN EN EL FIN DE LOS TIEMPOS: Conferencia sobre las -5- Columnas de la Llama de Amor en la Consagración al Inmaculado Corazón de María. Descubre como Activar, Encender o Avivar la Llama de Amor que ENCEGUECE a Satanás durante los últimos días ? Cuales son y como Poder Construir estos Cincos Pilares del Poder de Dios y que son vitales para la PROTECCIÓN y SALVACIÓN en el Fin de los Tiempos ? Como alcanzar entonces la plenitud de la vida en el Espíritu para recibir los DONES del Gozo, la Paz, el Amor, la Sanación y la Liberación ? (Cuidad de Libres - Puebla) Movimiento de la Llama de Amor de María

LA APARICIÓN DE SALETTE; MATRIZ DE LA ERA DE MARÍA: El conocimiento de lo anunciado por la Santísima Virgen en la Salette (Francia), es de vital importancia para comprender nuestros tiempos actuales y finales, tiempos de graves turbulencias !



jueves, 8 de diciembre de 2016

LA HORA DE GRACIA --> María Rosa Mística dijo en Montichiari-Italia “Deseo que cada año, el 8 de Diciembre al mediodía, se celebre la hora de gracia para todo el mundo; mediante esta devoción se alcanzarán numerosas gracias para el alma y para el cuerpo. Nuestro Señor, mi divino Hijo Jesús, enviará su desbordante misericordia si los buenos oran por sus hermanos pecadores"

LA HORA DE GRACIA
María Rosa Mística - 


“ El día 8 de diciembre de 1947, en la Iglesia de Montichiari, ante una gran multitud, la Virgen apareció sonriente y, dijo: "¡Yo soy la Inmaculada Concepción! "Yo soy María de la Gracia, esto es, la llena de gracia, Madre de mi divino Hijo Jesucristo". 



"Por mi venida a Montichiari deseo ser invocada y venerada como "Rosa Mistica. 

“Deseo que cada año, el 8 de Diciembre al mediodía, se celebre la hora de gracia para todo el mundo; mediante esta devoción se alcanzarán numerosas gracias para el alma y para el cuerpo. Nuestro Señor, mi divino Hijo Jesús, enviará su desbordante misericordia si los buenos oran por sus hermanos pecadores"

La Hora de Gracia producirá grandes y numerosas conversiones. Los corazones fríos y endurecidos, serán tocados por la gracia divina, y se volverán a nuestro Señor en amor fiel”. 


Nuestra Señora pidió penitencia. Dijo: 

“Penitencia es aceptar todas nuestras cruces diarias voluntariamente. 
No importa que sean pequeñas, acéptenlas con amor”. 

Le dijo a Pierina (la vidente) que regresará el 8 de Diciembre al mediodía. 

“Esta será mi Hora de Gracia”. 


Pierina le preguntó cómo habría de prepararse para esta Hora de Gracia, a lo cual la Santísima Virgen le respondió:



“Con oración y penitencia. Reza el salmo 51 tres veces, con los brazos extendidos. Durante la Hora de Gracia, muchas gracias espirituales serán concedidas. Los pecadores con los corazones más endurecidos, Serán tocados por la gracia de Dios”.



La Santísima Virgen prometió que lo que fuera que una persona le pidiera durante la Hora de Gracia, (aún en casos imposibles) le sería concedido, si la petición estaba de acuerdo con la voluntad del Padre Eterno.



“El Santo Padre Pío XII debe ser pronto notificado que es mi deseo que la HORA DE GRACIA PARA EL MUNDO, sea conocida y extendida al mundo entero. Los que les sea difícil visitar una Iglesia, podrán orar en su casa al mediodía, y también recibirán gracias a través de Mí.” Y si alguien viniera a orar con lágrimas de arrepentimiento sobre estas losas, encontrará una escala segura para ir al cielo, junto con la protección y los favores de mí Corazón maternal". 



Entonces Nuestra Señora mostró a Pierina Su Corazón y le dijo: 

“Mira este Corazón que tanto ama a la humanidad, y sin embargo no recibe más que ofensas de la mayoría de Mis hijos. 
Si los buenos y los malos se unen en oración, obtendrán paz y misericordia a través de este Corazón.
 El Señor aún protege a los buenos, y está deteniendo un gran castigo a causa de Mi intercesión. 
Pronto será reconocida la grandeza de esta Hora de Gracia”.


“Tengo preparada una sobreabundancia de gracia para todos aquellos hijos que escuchan mi voz y toman mis deseos”. 



LO QUE PIDE NUESTRA MADRE PARA LA HORA DE GRACIA



Día y Hora de Gracia: Diciembre 8, Fiesta de la Inmaculada Concepción.



Se empezará a las 12 del mediodía, y continuará hasta la 1:00 p.m. (una hora completa de oración). Durante esta hora, bien sea en casa o en la iglesia, se evitarán toda clase de distracciones (no conteste el teléfono ni la puerta, ni haga nada, sino concéntrense totalmente en su unión con Dios, durante esta especial Hora de Gracia). Empiece la Hora de Gracia rezando tres veces el Salmo 51, con los brazos extendidos. El resto de la hora puede ser empleado en comunicación silenciosa con Dios, meditando acerca de la Pasión de Jesús, rezando el Rosario, alabando a Dios a su manera, o utilizando sus oraciones favoritas, cantando himnos, leyendo otros salmos y meditándolos, etc.



La Santísima Virgen María ha pedido que Su mensaje sea conocido en el mundo entero. Ayudemos a la Sma. Virgen María a cumplir su misión: que todas las almas se acerquen a Dios y se salven 

SALMO 51
CONFESIÓN DE LOS PECADOS Y SUPLICA DE PERDON
Misericordia, Dios mío
3 Misericordia, Dios mío, por tu bondad,

por tu inmensa compasión borra mi culpa;

4 lava del todo mi delito,

limpia mi pecado. 

5 Pues yo reconozco mi culpa, 

tengo siempre presente mi pecado:



6 Contra ti,   contra ti solo pequé.

Cometí la maldad que aborreces.
En la sentencia tendrás razón,

en el juicio resultarás inocente. 

Mira, en la culpa nací,

pecador me concibió mi madre.

Te gusta un corazón sincero,

y en mi interior me inculcas sabiduría.



9 Rocíame con el hisopo: quedaré limpio;
lávame: quedaré más blanco que la nieve.

10 Hazme oír el gozo y la alegría,

que se alegren los huesos quebrantados.



11 Aparta de mi pecado tu vista,
borra en mí toda culpa.

12 Oh Dios, crea en mí un corazón puro,

renuévame por dentro con espíritu firme;



13 No me arrojes lejos de tu rostro,
no me quites tu santo espíritu.

14 Devuélveme la alegría de tu salvación,

afiánzame con espíritu generoso:



15 Enseñaré a los malvados tus caminos,
los pecadores volverán a ti.

16 Líbrame de la sangre, oh Dios,

Dios, Salvador mío,

y cantará mi lengua tu justicia.
17 Señor, me abrirás los labios,

y mi boca proclamará tu alabanza.

18 Los sacrificios no te satisfacen:

si te ofreciera un holocausto, no lo querrías.

19 Mi sacrificio es un espíritu quebrantado;

un corazón quebrantado y humillado,
tú no lo desprecias.

20 Señor, por tu bondad, favorece a Sión,

reconstruye las murallas de Jerusalén:

21 Entonces aceptarás los sacrificios rituales,
ofrendas y holocaustos,
sobre tu altar se inmolarán novillos.